Pedofilia

De La Guarripedia
Saltar a: navegación, buscar
Señal representando la pedofilia y sus más activos practicantes.

«"Yo dormí con esos niños por que eran mis amiguitos".»

~ Un tío cuando lo acusaron de pedófilo


«"Dejad que los niños vengan a mi".»

~ Otra frase de un tío


«"Cambio una de 40 por 3 de 13 años y 4 meses".»

~ Pedofilo haciendo uso de unos de sus dichos populares


La palabra pedofilia está compuesta por la palabra pedo- del latín pedus (Gases del cuerpo humano expulsados por la puerta trasera) y la palabra -filia del latín filis(atracción o gusto).

Para evitar problemas se sustituirá los nombres por sus siglas como en los programas de cotilleo de la tele. (Dar gracias de no tener que decir la palabra "Presuntamente")

Definición

La pedofilia es una desviación sexual que consiste en disfrutar sexualmente echándose pedos. Como las palabras de las que está compuesto dicen la pedofilia es la atracción o gusto por los pedos.

Las personas que sufren esta malformación de la personalidad son llamados pedófilos pero sus amigos (o la mayoría de la gente que hable de ellos) los llaman pedofílicos.

Características

Pedobear, el mejor representante del colectivo pedófilo

Según los psicólogos los pedófilos se forman en su niñez. Hay una mayor predisposición de hombres que de mujeres a ser pedófilos. Suelen surgir de familias demasiado repípis para expulsar los gases en forma de pedo, por lo que los niños tienen carencia de gas metano en la sangre y del fluir ésta por el cerebro sufren alteraciones de la personalidad. Así de mayores son gente que busca oler y absorber el gas metano que expulsa la demás gente, especialmente los niños ya que son los que más facilmente lo hacen sin importar quien haya alrededor. Los pedófilos que huelen demasiados pedos de niños llegan a llegar a tener gusto por el culo de éstos por lo que solo de ver una foto de un culo de niño en su ordenador ya pueden oler un pedo y sienten ganas de tirarse uno. Ante el creciente número de pedófilos en la actualidad la concentración de metano en la atmósfera está creciendo lo que contribuye al calentamiento del planeta por lo que la policía organiza redadas para desmantelar redes de pedófilos.

Origen

Los pedófilos existen desde antes de Cristo. Cuando se empezó a formar en las ciudades la separación de clases los de clase alta dejaron de tirarse pedos por lo que sus hijos eran pedófilos en potencia. Por eso en la antiguedad los hombres se casaban con mujeres casi niñas porque estás le preporcionaban su dosis diaria de pedos, eran como sus camellos de metano demésticas. En la actualidad como ya no se llevan esos matrimonios se han formado las redes de pedofilia que se dedican a intercambiar material de culos de niños por internet y a decirse unos a otros lo bien que les sientan los pedos.

Prácticas pedofílicas

Aunque la mayoría de pedorastas suelen ser hombres maduritos y entrados en carnes que han entendido mal eso de pillarse un pedo, lo cierto es que hay también mujeres pedorastas, o que al menos participan en reuniones de pedorastia.

En ellas se dice que hay varias modalidades, si bien siempre interviene al menos un culo. También se suelen utilizar artefactos sexuales, como mangueras, globos, mecheros (para prender los pedos) y hasta muñecas hinchables, lógicamente infladas con ventosidades.

Es un juego peligroso por la alta inflamabilidad de las ventosidades, por lo que la pedorastia mayoritariamente se celebra en verano, con las ventanas abiertas. Esto hace que no sea infrecuente el turismo pedosexual, buscando latitudes donde echar pedos desnuditos sin problema de frío por tener todo abierto.

Rey de la pedofilia

El pedófilo más famoso y por tanto denominado rey de la pedofilia es un tío. Absorbe tal cantidad de metano que los pedos le han dejado la cara blanca y la alta concentracion de metano en la sangre le causa deformaciones en el cuerpo, y movimientos anormales para humanos normales tales como caminar hacia adelante llendo hacia atrás. Gracias a estos movimientos se ha hecho famoso en la industría de la música.

Enlaces externos